El color en la oficina

Bien, todos estamos de acuerdo en que es necesario traer color a las oficinas y espacios de trabajo. Es un hecho y afortunadamente muchas empresas y diseñadores de espacios de trabajo lo han entendido y están tomando medidas para “re-encantar” el ambiente de trabajo. Pero, ¿y si fuéramos aún más lejos? ¿Qué pasaría si le diéramos al color más espacio que a una simple superficie de pared? Y si usamos colores hiper vivos y poderosos. Con moderación, por supuesto, el color es como el chocolate, de lo contrario puede haber efectos secundarios.

Las instalaciones de trabajo ultra coloridas

 

Obviamente, no podemos permitirnos repintar todo el espacio abierto en amarillo fluorescente (aunque podría ser un experimento interesante). Necesitamos mantener el espacio funcional y mantener a nuestros encantadores empleados productivos para alimentar la gran y devastadora máquina capitalista… ok, mantengámonos concentrados.
Tomemos las salas de reuniones, por ejemplo. No estamos hablando necesariamente de la gran sala, la que tiene la pantalla gigante y los 50 sillones de cuero donde su “N+1” anunciará su despido económico. No, no, estamos hablando de las salas más pequeñas, aquellas donde hay mini reuniones, en comités más pequeños. Bueno, creemos que podría ser muy interesante darles un máximo de vida y color.

Akbaros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *